¿POR QUÉ FORMAMOS NUESTRO MOVIMIENTO POLÍTICO “UNIÓN ECUATORIANA”?
SITUACIÓN NACIONAL

El Ecuador , país con una superficie de 283.560 km2 que por su situación y condición geográficas y su biodiversidad tienen las mejores condiciones para que su población estimada en 15. 775.000 habitantes, puede acceder a condiciones de vida acordes con los parámetros internacionales de países del primer mundo; sin embargo, históricamente presenta y enfrenta una grave crisis social, caracterizada por la desigualdad e inquietud en las condiciones de vida de los ecuatorianos que revisten caracteres alarmantes.

De los ocho millones de ecuatorianos que están en la capacidad de trabajar en el País, cuatrocientos cincuenta mil se encuentran en total estado de desocupación y de desempleo; tres millones seiscientos mil, son subempleados, éstos se encuentran en la categoría de falso empleo o desempleo disimulado.

Los compatriotas que deambulan por las calles, plazas, esquinas y mercados en el Ecuador, vendiendo bagatelas y mercaderías de toda índole, son ecuatorianos que se suben a los buses de servicio público a lo largo y ancho de la Patria, para vender caramelos, dulces, medicinas, canticos, ilusiones, etc. ; todo con el fin de apenas sobrevivir y poder obtener un ínfimo recurso económico para su empobrecida familia. Dos millones de ecuatorianos apenas sobreviven con un dólar diario, por lo cual su magro ingreso no llega siquiera al nivel de salario mínimo vital, tampoco acceso a la seguridad social; peor a los programas de vivienda popular, constituyéndose este gran segmento de la población ecuatoriana, en el sector más vulnerable, que sobreviven en los barrios marginales de las grandes ciudades, sin el menor acceso a los servicios básicos y de salubridad.

De cada cien ecuatorianos, doce son analfabetos.

La vida de la población ecuatoriana se desenvuelve en un marcado ambiente de inseguridad dando el agudo incremento de la delincuencia. El Ecuador se caotiza; en promedio, cada día del año fallecen por homicidios o por sicariatos siete compatriotas. Por causa de los reiterados accidentes de tránsito, cada día del año en promedio mueren ocho ecuatorianos y en un número mayor otros compatriotas quedan discapacitados de manera permanente.

El Ecuador ostenta el récord de ser el cuarto País en el mundo con más accidentes de tránsito.

No hay familia en el país, que algunos de sus miembros no haya sido víctima de un asalto o de robo en su domicilio. Se incrementan ostensiblemente actividades del narcotráfico, el lavado de capitales facilitados por la dolarización. Se van constituyendo y manifestando en la vida nacional las organizaciones criminales nacionales e internacionales, mafias urbanas y rurales.

La Función Judicial ha hecho crisis; su autonomía, base fundamental para que su accionar se ejecuta con total independencia de los otros poderes del Estado, se ha resquebrajado. Los ecuatorianos han perdido la confianza en la administración de justicia, si no se adoptan correctivos urgentes, la reestructuración de la justicia está condenada al fracaso al igual que sucedió con otros gobiernos.

Si a lo antes expresado, añadimos’ otros problemas sociales aún no superados en el Ecuador, como son: regionalismo. la fragmentación y dispuestas intestinas por nuestros contrastes culturales, étnicos y religiosos, hacen que en la actualidad los ecuatorianos avizoremos un futuro incierto, pesimista, de incertidumbre, que se traduce en la constante migración de la juventud y del talento humano a otras latitudes del mundo.

Esta situación nada. halagadora. hace imperativa nuestra contribución con el país participando en el escenario político, ‘con propuestas serias y el aval de nuestros años de servicio con capacidad y honestidad probada.